Microsoft tiene en Azure el sector de su negocio que le está permitiendo un aumento continuo de ingresos trimestre tras trimestre. En el último trimestre de 2017 no ha sido diferente, ya que ha conseguido un aumento del 98 % con respecto al último trimestre de 2016, aunque no ha dado cifras concretas, ya que está incluido en los resultados de la división de Nube Inteligente. Esta ha generado 7800 millones de dólares con unos beneficios de 2830 M$.

La división de Computación Más Personal, que incluye los productos de consumo como todo lo relacionado con Surface, creció sus ingresos un 2 % respecto al trimestre anterior, aunque descendió un 2 % respecto al mismo periodo de 2016. Eso supuso 12 170 M$ de ingresos y 2510 M$ de beneficios. Los ingresos de Windows OEM Pro aumentaron un 11 %, Windows OEM bajó un 5 %, las ventas de Xbox One aumentaron un 14 % aunque la sección de Xbox aumentó un 8 % sus ingresos hasta los 3920 M$, y los juegos y servicios de Xbox vendieron un 4 % más, con Xbox Live alcanzando los 59 millones de usuarios.

Por último, la división de Productividad y Procesos de Negocio aumento un 9 % sus ingresos respecto a 2016, ingresando 8950 M$, con 3340 M$ de beneficios. Esta división incluye Office 365, con un 30 % más de ventas en el trimestre, y un 41 % más de ingresos, aunque las ventas del paquete Office tradicional bajaron un 16 %. LinkedIn aportó 1300 M$ a los ingresos de esta división.

La compañía ha ingresado en total 28 918 M$, con unos beneficios de 8679 M$, aunque haya sufrido pérdidas netas por valor de 6302 M$. La reforma de impuestos de Trump a las empresas estadounidenses está permitiendo repatriar todo el dinero que tienen en el extranjero a través del pago de un porcentaje mucho más bajo de impuestos, y todas las importantes están optando por ello. Además, todos los futuros beneficio que generen fuera de las fronteras se considerará automáticamente repatriado con el pago de los impuestos oportunos.

Vía: TechCrunch.