La combinación de la arquitectura gráfica Vega con la Ryzen en las unidades de procesamiento acelerado (APU) de AMD resulta bastante prometedora. Aunque por ahora solo llegan dos modelos con pocas unidades de cómputo, 8 y 11 en los modelos Ryzen 3 2200G y Ryzen 5 2400G, allana el camino para lo que está por llegar en este 2018 en este terreno. Estas dos se ponen a la venta el 12 de febrero, y ya han aparecido las imágenes de las cajas de ambos procesadores.

La única diferencia que habrá será la inclusión en el lateral de una banda en la parte superior en la que se indicará claramente que es un procesador con unidad gráfica Vega integrada, y por lo demás no variará. Además, en estas cajas se incluirá un disipador Wraith Stealth, que para lo que son deberían de dar muy buen resultado en cuando a temperaturas, con poco ruido.

Harán uso de memoria de hasta 2933 MHz —antes de cualquier subida adicional—, y las placas base actuales se podrán utilizar con estas APU previa actualización del BIOS. En cuanto a su potencia gráfica, el Ryzen 3 2200G andará sobre los 1.15 TFLOPS y el Ryzen 5 2400G en torno a los 1.75 TFLOPS. Para ubicarlas, la RX 550 tiene 1.21 TFLOPS, la Radeon Pro 560 del MacBook Pro son 1.8 TFLOPS, y la RX 460 se sitúa en los 2.15 TFLOPS —la RX 560 son 2.6 TFLOPS—. Su precio será de 100 y 170 dólares, por lo que el Ryzen 5 2400G puede resultar un modelo interesante para un equipo para juegos normalito.

18540 bytes 18895 bytes

Vía: Guru3D.