El fabricante suizo TAG Heuer entró en el terreno de los relojes inteligentes hace un par de años, y desde entonces ha mostrado algún modelo con unos precios asequibles, para los precios que tienen su relojes. Sin embargo, ahora ha puesto la mirada al otro lado de su amplio catálogo con el Connected Modular Full Diamond, cuyo precio se sitúa en los 190 000 francos suizos, o unos 160 000 euros.

El motivo detrás del precio es el diseño exclusivo con que cuenta. La correa y la caja del reloj está hechos de oro blanco con incrustaciones de diamantes, que en total son 589 de 23.35 quilates. El reloj funciona con una electrónica apropiada para hacer funcionar Android Wear, aunque como es habitual en los relojes inteligentes de TAG Heuer, cuando se quede obsoleto el hardware —¿en un par de años?—, se puede cambiar la caja por una con sistema mecánico, para que al menos retenga su valor como reloj tradicional.

En el apartado técnico, el reloj cuenta con una pantalla AMOLED de 1.39 pulgadas con una resolución de 400 × 400 píxeles (287 PPP) protegida por un cristal de zafiro de 2.5 mm de grosor. El procesador es un Atom Z34XX de Intel, con 512 MB de RAM y 4 GB de almacenamiento. Incluye sensores y conectividad variadas, como GPS, NFC, acelerómetro, giróscopo, wifi 802.11 b/g/n y Bluetooth 4.1. La batería es de 345 mAh para un uso normal durante 25 horas, con un tiempo de recarga de 1 h 50 min.

Vía: The Verge.