Renovarse o morir. Durante la presentación del 12 de septiembre de nuevos productos de Apple, Tim Cook indicó que «la compañía es la que más relojes vende del mundo actualmente», poniéndose por encima de fabricantes tradicionales como Swatch, la cual fue mencionada en la conferencia expresamente. El resultado ha sido que la compañía suiza ha visto caer un 4.5 % sus acciones.

Puesto que la compañía suiza tiene un valor de mercado de 21 000 millones de dólares, eso representa en torno a 945 M$ perdidos de valor en dos días. Los analistas e inversores han puesto presión sobre este tradicional fabricante de relojes debido a que no se está adaptando a los tiempos que corren. Quizás algo injusto, porque los relojes inteligentes siguen siendo un producto de nicho de mercado, aunque Apple lo está llevando al gran público a marchas forzadas.

El problema real al que se enfrenta Swatch está por llegar, ya que los analistas indican que la compañía perderá en torno a un 10 % de su valor en el próximo mes. Las ventas de los relojes mecánicos de gama alta no se van a ver afectadas por los relojes inteligentes y las pulseras de actividad a corto plazo, pero sí están afectando al sector de la gama media y baja, donde Swatch tiene la mayor parte de su negocio.

Vía: 9to5Mac.