La nueva colaboración entre la veterana empresa Zeiss y HMD Global para crear cámaras para los nuevos teléfonos Nokia no ha dado los resultados esperados por los especialistas de DXoMark. Tras pasar el Nokia 8 por sus manos, esta web especializada, a la que Google o Huawei para poner nota a las cámaras de sus nuevos teléfonos, le ha puesto una puntuación de 68. Comparada con el 98 que obtuvo el Pixel 2 —la mejor cámara en un teléfono en la actualidad— o incluso los 90 puntos del Mi Note 3 —el gama media con mejor cámara del momento—, deja mucho que desear.

Las cámaras frontal y traseras del Nokia 8 incluyen óptica Carl Zeiss, y todas son de 13 megapíxeles, con apertura f/2.0. Las dos traseras son para capturar información de color y aplicar la estabilización óptica de imagen, y la secundaria es para aportar información monocroma para mejorar los detalles. Mucho ruido y pocas nueces. La calidad general de las fotos en sí alcanzan una puntuación de 72, con una calidad decente, pero no impresionan. Tienen buena exposición generalmente, un buen balance de blancos, y color cuando hay buena luz, pero con poca luz hay muchas inconsistencias y ruido.

Esa puntuación de 72 en fotos es similar a la puntuación de 70 del iPhone 6 de hace más de tres años. No es mala, pero no consigue sorprender, y muchos teléfonos de gama media disponen de cámaras similares. Para ser un teléfono con un Snapdragon 835 y con un precio en torno a los 400 euros, se esperaba más de esa colaboración HMD Global-Zeiss. La calidad de la grabación de vídeo, con solo 62, es la que hunde la nota de la cámara del teléfono a 68 puntos.

Vía: SlashGear.