Thermaltake ha presentado en el CES un teclado que está poderosamente inspirado en los de uno de sus competidores. El nuevo X1 RGB es un teclado mecánico que tiene un tamaño de 464.98 mm × 170.52 mm × 40.39 mm y pes 1.6 kg, aunque el reposamuñecas es retirable. Aunque tenga una estética ligeramente distinta, este nuevo añadido al catálogo de Thermaltake recuerda bastante a los teclados de Corsair debido a la elección y ubicación de los botones de control de música incluidos.

Dispone de una rueda igual que la de los Corsair, así como botones similar en forma, ligeramente redondeados, y también los botones de bloqueo y cambio de iluminación. Sin embargo, la placa es totalmente plana, en lugar de la concavidad que forma el modelo de Corsair. En general, a pesar de las similitudes en esa botonera, el resto del aspecto es suficientemente diferente y atractivo para convertirse en una compra interesante.

A la izquierda el teclado de TT, y a la derecha el de Corsair.

Además, la compañía ha optado por incluir los interruptores MX azules y plateados de la alemana Cherry. Los azules son más bien para gente que pase bastante tiempo escribiendo, y los plateados son también conocidos como Speed, que son de acción más rápida incluso que los rojos, y orientados a juegos de acción muy rápida. Las teclas disponen de la inevitable retroiluminación RGB, así como el logo de la parte superior izquierda de la compañía, y varios perfiles de iluminación preconfigurados en función del tipo de juego (hay dos para FPS, y uno de cada de MMO, MOBA y RTS).

El modelo con los MX azules cuesta 129.99 dólares, mientras que los MX plateados cuesta 139.99 dólares.

Vía: Guru3D.