Samsung es uno de los pocos productores de HBM2, la memoria de alto ancho de banda que está usando AMD en sus tarjetas gráficas de gama alta y Nvidia en su potente Tesla V100. Se recurre a ella porque presenta ventajas para computación, y no tanto para juegos, y los chips actuales alcanzan los 1.9 GHz. Ahora Samsung ha anunciado la fabricación en masa de su HBM2 de segunda generación en forma de chips de 8 GB que alcanzan los 2.4 GHz.

A esta generación de chips los ha bautizado como Aquabolt, que funcionan a 1.2 voltios, que supone una mejora de rendimiento del 50 % y también de consumo respecto a los chips de primera generación que funcionaban a 1.6 GHz a 1.2 V y a 2 GHz a 1.35 V. Cada empaquetado de memoria aporta un ancho de banda de 307 GB/s, con un bus de 1024 bits. Samsung apunta a un ancho de banda potencial de 12 TB/s al combinar cuatro de estos chips de memoria.

Cada empaquetado de esta memoria HBM2 consiste de ocho chips de 8 Gb unidos a través de 5000 vías a través de silicio (TSV), evitando efectos colaterales de realizar tantas TSV como el sesgo de reloj, o que la señal no llegue adecuadamente a todos los componentes. Samsung también ha indicado que va a tener una producción estable de estos chips para sus clientes, que principalmente son AMD y Nvidia, aunque se le está dando otros usos en otros entornos de computación. También mantendrá en producción su HBM2 de primera generación, llamada Flarebolt.

Vía: Guru3D.