Google lleva un par de años desarrollando su tecnología de realidad virtual Daydream para dispositivos Android, y ha recurrido a terceros para ayudarle a darle uso en productos reales. La tecnología WorldSense, también de Google, está relacionada con Daydream ya que es el sistema de detección posicional del portador de unas gafas, y el cual prescinde de sensores externos para ellos, como sí usan las gafas de realidad virtual Rift y Vive.

El sistema de detección funciona de manera similar al de las gafas de la Realidad Mixta de Windows, con un par de cámaras en el frontal que detectan el entorno y la posición, junto con los sensores internos como giróscopos. Con toda esa información, WorldSense determina la ubicación y movimientos del portador de las gafas, eliminando de esta forma los incómodos cables y dotando de máxima libertad de movimiento al usuario.

Lenovo ha incorporado WorldSense en las gafas Mirage Solo, que además son un producto independiente, ya que incluye un procesador Snapdragon 835, 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno para hacer funcionar Daydream, con lector de tarjetas micro-SD de hasta 256 GB. La pantalla de 5.5 pulgadas incluida es de 2560 × 1440 píxeles y funciona a 75 Hz, con un campo de visión de 110º, dividida entre ambos ojos, con una autonomía de 7 horas con su batería de 4000 mAh, con wifi 2×2 802.11 ac, Bluetooth 5.0.

Se venderá junto a un mando algo básico para los estándares actuales, en lugar de los mandos avanzados de la Vive, o los Touch vendidos para las Rift. Según Lenovo, su precio se situará en torno a los 400 dólares, por lo que será un precio muy competitivo para lo que es y la electrónica que lleva en su interior. Se espera que llegue al mercado en el segundo trimestre del año.

Vía: TechCrunch.