Un nuevo frente legal se le abre a Google en el Reino Unido, al haber sido presentada una demanda colectiva contra la compañía por parte de un grupo denominado Google You Owe Us. Este grupo busca una compensación para los usuarios de iPhone entre junio de 2011 y febrero de 2012, unos 5,4 millones de personas, cuya información fue recopilada por la compañía de Cupertino.

La información habría sido recabada aprovechándose de un agujero en los ajustes de privacidad de Safari. El navegador de Apple bloquea por defecto el seguimiento de la actividad del usuario mediante las cookies, a menos que se interactúe específicamente con una web. Para forzar esta interacción, Google enviaba un cuestionario "invisible" cuando el usuario iniciaba sesión en Google+.

Los demandantes afirman que Google vendió la información obtenida, que incluiría el historial de navegación, a anunciantes. Consideran que la compañía ha infringido la ley, afectando a millones. El caso será visto por el tribunal el año que viene y, si da la razón a los demandantes, estos podrían reclamar una compensación por daños y perjuicios. Desde Mountain View han indicado que la demanda no tiene base y que la refutarán en el tribunal.

Vía: The Verge.