La empresa alemana Cherry, más conocida por los interruptores mecánicos MX para teclados, ha presentado el ratón MC 4900 para aquellos que quieran simplificar al máximo la autenticación en sistemas Windows 8.1 y 10. Incluye un lector de huellas dactilares en su parte superior de tipo capacitivo, y también sirve para la autenticación en programas específicos compatibles con este tipo de reconocimiento de usuario.

Por lo demás, es un ratón bastante sencillo, más orientado al mundo empresarial y al sector público —por la utilidad que tiene en equipos compartidos entre varios usuarios con distintos niveles de permisos— que a los usuarios domésticos, aunque pueda ser también de bastante utilidad.

Tiene un tamaño de 115 × 65 × 40 mm con un peso de 150 g, e incluye un sensor óptico de 1375 PPP, con un diseño en color blanco apto para diestros y zurdos, y una pequeña luz de activación en la parte superior. Dispone de los habituales tres botones —izquierdo, derecho y el de la rueda—, con un cable de 1.8 m.

Cherry proporciona un software de desarrollo para integrar la autenticación en programas, y es compatible con Windows Hello, que es el sistema de autenticación utilizado por Windows 10 para el desbloqueo facial o dactilar de los equipos.

Su precio es de 110 euros o 130 dólares.

Vía: TechPowerUp.