A pesar de los múltiples problemas que están surgiendo al iPhone X, como ocurre con cualquier otro producto recién puesto a la venta —los problemas del Pixel 2 también son numerosos—, se ha convertido en un referente en el mundo de los smartphones. Teniendo en cuenta que pasa a tener un diseño donde prima el aprovechamiento del frontal para reducir marcos, Apple estaría planeando para el próximo año usarlo en todos sus nuevos móviles.

Según Ming-Chi Kuo de KGI Securities, la compañía de la manzana mordida estaría preparando el iPhone X para 2018 en tres tamaños de pantallas distintos. Todos mantendrían la muesca superior de la pantalla, que algunos consideran abominable, y otros la encuentran atractiva.

Apple optaría por los ¿iPhone XI? con tamaños de pantalla de 5.8 pulgadas como el iPhone X con una densidad de píxeles de 458 PPP y sería de tipo OLED, otra de 6.1 pulgadas con menor resolución y tipo IPS con 320 a 330 PPP, y la última sería de 6.5 pulgadas de tipo OLED con 480 a 500 PPP.

Kuo considera que el superciclo del iPhone tendría lugar en realidad el próximo año, entendiéndose por ello una situación en la que los compradores de los iPhone 6 y 6 Plus van a renovar sus teléfonos de manera masiva, creando un superciclo de ventas. Con el cambio de pantalla de OLED a IPS en el modelo de 6.1 pulgadas, Kuo augura un precio para este dispositivo de unos 649 a 749 dólares.

/storage/geek/posts/2017/11/14/kgi-2018-iphone-lineup.jpg
Ampliar t