Sony ha recuperado uno de sus productos robóticos más antiguos, el perro robot conocido como Aibo. Llega completamente renovado para el mercado japonés, con más electrónica, nuevo aspecto y más inteligencia (artificial). La primera versión de este perrobot se puso a la venta en 1999, y el actual llega al mercado nipón por un precio de 198 000 yenes, o unos 1500 euros al cambio directo. Aunque ya se puede reservar, se pone a la venta el 11 de enero.

La compañía ha añadido unos ojos con pantalla OLED a color para mostrar expresiones, y el diseño externo se ha estilizado para que sea una mascota aún más adorable. Dispone de dos cámaras para reconocer el entorno y la gente que tenga alrededor, cuatro micrófonos, sensores de proximidad, sensores de posición, giroscopio y acelerómetro en seis ejes, sensor de movimiento, luz y cuatro pezuñas adorables con almohadillas.

Para acceder a la inteligencia del robot, hay que estar suscrito a un servicio que costará 2980 yenes mensuales, o unos 22.5 euros. Al igual que hacen servicios como Siri, Alexa o el Asistente de Google, necesitan realizar los cálculos en la nube de la compañía para identificar qué es lo que quieren el usuario en caso de que vaya más allá de las órdenes más sencillas.

Esto también le permite aprender de su modo de interactuar con el usuario, en el caso de que acepte que Sony recopile esta información, y contrastarla así con la forma de interactuar con otros propietarios de un Aibo. Es un espía con patas en el hogar, pero uno bastante adorable.

Vídeo
Vídeo

Vía: Tech Crunch.