Los países europeos van poniendo poco a poco fecha tope para que se dejen de fabricar los vehículos con motor de combustión interna, y las compañías automovilísticas están girando el rumbo hacia los coches eléctricos y autónomos. General Motors ha indicado que va a apostar por los coches eléctricos al poner en las carreteras de todo el mundo al menos 20 modelos distintos para 2023.

«GM cree que el futuro del automóvil son los eléctricos». Con ello la compañía quiere cumplir con su objetivo de que sus coches sean de cero emisiones en todos los sectores del mercado, incluido el lucrativo de los utilitarios deportivos y los todoterrenos. Dos de esos 20 nuevos modelos serán presentados dentro del próximo año y medio, y a partir de ahí la cadencia de presentaciones irá en aumento. Estarán basados en el exitoso Bolt de su filial Chevrolet,

La compañía ha advertido que lo que no harán será detener completamente la producción de otros tipos de vehículos. «No accionaremos ningún interruptor». Introducirán modelos híbridos y otros que utilicen células de combustible como el SURUS, un camión de carga con tracción en las cuatro ruedas y que incluye dos motores eléctricos.

Vía: EnGadget.