Gigabyte se ha adelantado a Intel en la presentación de nuevos procesadores Atom para proyectos empresariales con la placa base MA10-ST0 que integra un C3958 de 16 núcleos. Son procesadores BGA para soldar a placa base, por lo que se suministran como sistemas completos, porque además son sistemas en chip (SoC). Esta serie Atom C3000 mejora notablemente en prestaciones de conectividad.

Estos procesadores tienen de 2 a 16 núcleos de la serie Goldmont a 14 nm, cuya vertiente para teléfonos fueron cancelados y nunca llegaron a pisar el mercado en dispositivo alguno. Pueden gestionar memoria de hasta 2400 Mhz en los modelos más caros, y tienen un consumo de entre 8.5 W y 32 W. También mejoran la conectividad al integrar la gestión de hasta cuatro conexiones 10 GigabitEthernet. Y los que no, pueden gestionar hasta dos conexiones de 2.5 GbE.

Las versiones están divididas en tres apartados según el sector al que están orientados: servidores e internet; redes y almacenamiento empresarial; e internet de las cosas y temperatura ambiental de funcionamiento extendida (–40 ºC a 85 ºC). El último es interesante porque son los que se usarían para equipos que haya que dejar en todo tipo de entornos, como motas de una red de sensores en una amplia región geográfica. También tienen muchos cierta forma de Quick Assist, encriptación de comunicaciones y gestión remota.

Puesto que son soluciones empresariales, Intel las oferta y cubre la demanda pedido a pedido. El Atom C3958 cuesta 449 dólares, mientras que el C3338 son solo 27 dólares, por lo que para tener acceso a ellos se requiere comprar un buen volumen para proyectos empresariales específicos de larga duración.

Vía: The Tech Report.