Dentro de las placas base para el sector empresarial, generalmente para servidores o estaciones de trabajo, se encuentran aquellas que integran un procesador Atom. Gigabyte ha presentado el modelo MA10-ST0, cuya principal y más curiosa característica es la inclusión de un procesador Atom C3958 de 16 núcleos, un sistema en chip (SoC) con un TDP de 31 W.

El procesador dispone de 1 MB de caché de nivel 2 (L2) por núcleo, frecuencia base de 2.0 GHz sin turbo, y puede gestionar hasta 128 GB de memoria DDR4-2400 de tipo RDIMM. La placa base incluye conexión para hasta dieciséis dispositivos SATA a través de cuatro conectores mini-SAS, conexiones 10 Gigabit Ethernet mediante dos puertos SFP+, y un dispositivo PCIe x8.

También incluye una memoria de 32 GB de tipo eMMC para instalar un sistema operativo y utilizarlo como base de un NAS, por ejemplo. Este tipo de placas están más orientadas a usarse en tareas muy concretas, y que estén en funcionamiento durante bastantes años.

427931 bytes 78705 bytes 494926 bytes 317607 bytes

Vía: AnandTech.