El IFA de Berlín es la feria de la electrónica más importante que se celebra en esta segunda mitad del año, y allí se presenta todo tipo de tecnología como ocurre en el CES de Las Vegas de principios de año. JBL, ahora propiedad de Samsung, va a llevar un no excesivamente portátil altavoz con algunas características que al menos lo harán bastante interesante.

Dispone de una batería de 20 000 mAh con la que prometen una reproducción de música durante 24 horas, que además se puede usar para cargar otros dispositivos a través de dos puertos USB. Se puede emparejar con otros altavoces Bluetooth de JBL para crear sonido estéreo, y dispone de modos de reproducción para interiores y exteriores. Pesa en torno a los 5.3 kg y mide unos 50 cm de ancho, y también es a prueba de agua.

Su precio será de 399.99 libras, por lo que no será tampoco un altavoz para cualquiera.

Vía: The Verge.