Fender quiere explotar también lo retro con un par de altavoces Bluetooth que ha presentado. La compañía se ha inspirado en los propios amplificadores que fabricaba en 1968, usando los mismos materiales como la rejilla frontal o la carcasa de madera en el caso del Monterrey, por lo que le da un aire muy especial. El primero no es portátil, pero el segundo, Newport, sí lo es.

Ambos altavoces utilizan Bluetooth 4.2 con un alcance de 10 m. Monterey dispone de un sistema de altavoces de 120 W, con cuatro de graves y dos de agudos, con conector de 3.5 mm, ecualización y cabels RCA. Newport es un altavoz con 30 W de potencia y un tamaño de 75 × 133 × 184 mm, con uno para graves y dos de agudos, y una autonomía de 12 horas. Son compatibles con los códecs de audio aptX, AAC y SBC.

El precio del Monterey es de 360 euros, y el Newport cuesta 225 euros.

Vía: The Verge.