Los audiófilos reconocerán rápidamente nombres como AKG Acoustics, Harman Kardon, JBL, Revel o Soundcraft, ya que son marcas importantes en el sector de la acústica. Pero tienen en común que pertenecen a Harman International, compañía en la que Samsung puso recientemente su interés, y cuya adquisición se ha completado finalmente por 8000 millones de dólares.

Los accionistas de la compañía recibirán 112 dólares por acción. Con esta adquisición Samsung se mete de lleno en un sector muy tradicional, con poca innovación en las últimas décadas —si lo comparamos a otros campos—, pero que la enorme inversión anual en I+D+i de Samsung puede llevar al mercado nuevos avances en el sector.

Harman International también dispone de filiales y otra serie de productos de interés para Samsung, como es el equipamiento para coches conectados, sistemas de infoentretenimiento, automoción, y servicios conectados. Las acciones de Harman International dejarán de cotizar en bolsa a partir de 13 de marzo, y será retirara de la Bolsa de Nueva York, tras lo cual pasará a funcionar como una subsidiaria más de Samsung.

Vía: EnGadget.