Microsoft está decidida a no dejar de lado ningún sector en el que un usuario pueda emplear Windows 10. La compañía acaba de anunciar que lanzará una versión de su sistema operativo orientado a profesionales que empleen hardware de altas prestaciones en entornos críticos con alto volumen de trabajo.

Esta versión, conocida como Windows 10 para Estaciones de Trabajo, empleará el sistema de archivos para servidores conocido como Resilient File System, soporte para hasta 4 CPU y 6 TB de memoria, así como para memoria persistente y la posibilidad de compartir archivos a mayor velocidad con SMB Direct. Entre los procesadores que se podrán emplear con esta versión están los Xeon de Intel y los Opteron de AMD. Como nota, las versiones normales de Windows 10 solamente dan soporte a 2 CPY y hasta 2 TB de memoria.

El sistema de archivos que empleará permite que los datos tengan una mayor disponibilidad y tolerancia a fallos, pudiendo trabajar con grandes volúmenes (en teoría, con hasta 4,7 zettabytes), y permitiendo la reparación automática de datos. Además, SMB Direct permitirá compartir archivos en la red con una baja latencia, algo que, aunque disponible en Windows Server 2012, requería hasta la fecha el adaptador de red adecuado.

Microsoft lanzará esta versión del sistema operativo en otoño, ß cuando lance la actualización para creadores de otoño.

/storage/geek/posts/2017/08/11/windows_10_pro_for_workstations.jpg
Ampliar t

Vía: TechCrunch.