Turtle Beach presentó el pasado mayo dos nuevos modelos de auriculares para jugadores, XO THREE y Recon 150, muy similares entre sí y que en este análisis me centro en los segundos. La compañía los publicita con unos auriculares de precio comedido, robustos y cómodos, para jugar en PC y PlayStation 4.

Desembalado

/storage/geek/posts/2017/08/09/0_img_1808.jpg
Ampliar t

Turtle Beach utiliza siempre un embalado similar para sus auriculares, con una bandeja de plástico blanco en el que engancha los auriculares y los extras. En este caso, el único extra necesario es el micrófono que es retirable, terminado en una espuma para mejorar la calidad del audio.

Estos auriculares circumaurales abiertos Recon 150 tienden a ser básicos en el apartado del sonido, ya que tienen una respuesta en frecuencia entre los 20 y 20 000 Hz, aunque para el oído de la inmensa mayoría de usuarios será suficiente. Turtle Beach suele ser bastante parco a la hora de dar las especificaciones de sus auriculares, por lo que no puedo comentar mucho más de ellos en este aspecto.

137624 bytes 154322 bytes 147427 bytes 177952 bytes 189775 bytes 162024 bytes 211954 bytes 258332 bytes 163798 bytes 136339 bytes 181491 bytes 217101 bytes 119212 bytes 124424 bytes 115227 bytes 106827 bytes 119621 bytes

Los altavoces son de 50 mm, recubiertos por una tela, y para la diadema utilizan una imitación a cuero. El conector de 3.5 mm es de cuatro polos, por lo que sirve para aquellos conectores que permitan simultáneamente audio y micrófono. Para los sistemas que no lo permitan, como muchos PC, se incluye un alargador y conversor de cuatro polos a dos de tres polos, los habituales de color verde para auriculares y rosa para micrófono.

Como son circumaurales abiertos, generalmente considerados como mejores para escuchar música, a su vez permiten escuchar más ruido del entorno, por lo que no son especialmente buenos para aislar al jugón. Los controles de música se incluyen en el cable, con una rueda para el volumén y un interruptor para silenciar el micrófono.

En general son unos auriculares de buena construcción y materiales, y cuyo precio ronda los 60 euros, un punto de precio en el que hay bastante competencia.

Confort y uso

/storage/geek/posts/2017/08/09/0_img_1809.jpg
Ampliar t

Turtle Beach promete con los Recon 150 que serán cómodos para los usuarios, aunque este aspecto es algo subjetivo y además depende mucho de un usuario a otro. Generalmente uso unos QuietComfort 35 de Bose y los considero extremadamente cómodos, y supuestamente lo llevan en el precio, pero hay mucha gente que conozco que no los notan cómodos.

Con los Recon 150 pasará algo similar. Se pueden ajustar en altura para colocar bien la diadema, y no aprietan nada lateralmente. Pero las copas no tienen un diseño especialmente ergonómico para las orejas, y podrán molestar algo después de un tiempo de uso. Aunque a mi tras una buena sesión de una hora de Horizon Zero Dawn delante la PS4 Pro no me han llegado a molestar en ningún momento. Quizás un poco más de distribución del peso hacia los laterales de la diadema habría sido deseable, pero no resultan incómodos.

La música se escucha bastante bien, Turtle Beach siempre cuida el aspecto del sonido más que el de la estética, y quizás juegue en su favor ese hecho de que son de tipo abierto. El sonido se escucha más despejado, aunque intentan ser buenos para los habituales sonidos de los videojuegos, lo que lleva a una sensación extraña al escuchar a Deep Purple, Iron Maiden o Metallica porque se pierden bastantes detalles, y algo mejor canciones más suaves como las de Sia. El micrófono hace perfectamente su labor, y al ser articulado se puede situar tan cerca o lejos de la boca como se precise para que al otro lado se escuche bien lo que se dice.

Más allá de esto, para usarlos conectados al mando DualShock 4 de la PS4 requiere activar en la configuración del dispositivo el envío del sonido al mando además de la entrada del micrófono que se configura automáticamente. A diferencia de lo que me ha ocurrido en Xbox One alguna vez de pérdida de sonido con otros auriculares, al menos con estos Recon 150 la conexión ha sido estable, y es lo que más buscaría personalmente en unos auriculares para la PS4 —aunque tenga más que ver con la consola en sí que con estos auriculares en particular—.

Conclusión

/storage/geek/posts/2017/08/09/0_img_1813.jpg
Ampliar t

Turtle Beach aporta con los Recon 150 unos auriculares de buena relación calidad-precio, que funcionarán perfectamente con la PlayStation 4, el principal motivo para el diseño en azul de los auriculares. Con un PC o teléfono también funcionan sin problemas, y la inclusión de un adaptador de cuatro polos a dos de tres polos maximiza su compatibilidad.

El sonido en general es bueno, y son por lo general bastante cómodos, y los puedo comparar con los PC 320 G4ME de Sennheisser que usé durante tres años para jugar, y que andan en el mismo rango de precios. El aspecto exterior de los auriculares es bueno, sin destacar —no destaca ninguno en realidad en estos rangos de precios—, y en general no tienen ninguna pega que pueda evitar recomendar su compra.