Las criptodivisas han cobrado nuevo protagonismo en los últimos meses gracias a la apreciación del ether o éter, la moneda que se mina a través del protocolo Ethereum. Ha causado estragos en la disponibilidad de tarejtas gráficas debido a la fiebre del criptoro, y gracias a esa apreciación de su valor ha llamado la atención de los amigos de lo ajeno.

Esta semana hubo un robo de ethers por valor de 10.3 millones de dólares del servicio de monedero digital CoinDash simplemente cambiando el código del monedero de la web por el del delincuente o delincuentes. Ahora se han robado 153 000 éteres por un valor de 34 M$ de tres servicios de monedero diferentes debido a un fallo de seguridad en la autenticación multifirma que utiliza el servicio en el que se basan —Edgeless Casino, Swarm City y æternity—.

El monedero digital Parity tenía un fallo trivial de ejecutar que permitió a uno o varios piratas ir transfiriendo ether a otros monederos, de todos los sitios vulnerables que pudieron encontrar lo más rápido posible. El fallo se hizo público, y afortunadamente The White Hat Group consiguió drenar rápidamente 337 000 éteres guardados en estos servicios que usaban Parity, valorados en unos 85 M$. El grupo de hackers han prometido devolver los fondos una vez que creen nuevas cuentas multifirma para estos servicios.

Vía: TechSpot.