Toshiba tuvo que tomar la decisión de vender su negocio más próspero para tapar diversos agujeros financieros que tiene la compañía. Entre los interesados en comprar su negocio de chips de memoria se encuentran Western Digital, un consorcio formado por Apple, Google y Foxconn entre otros, y otro conglomerado dirigido por el Gobierno japonés y otras 26 empresas del país.

Finalmente es ese conglomerado japonés al que ha elegido Toshiba para realizar la venta, y la compañía espera tener un acuerdo en firme para el 28 de junio. En el lado opuesto, Western Digital intentará oponerse a la venta del negocio debido a que está participado por su filial SanDisk, y por tanto cree que Toshiba no puede tomar la decisión unilateral de venderla. Toshiba cuenta es el segundo mayor productor de memorias NAND del mundo, por detrás de Samsung.

La cifra de la venta girará en torno a los 18 000 millones de dólares, que servirán para cubrir los 9000 M$ de agujero que tiene Toshiba a través de su filial Westinghouse en el sector de las centrales nucleares.

Vía: AnandTech.