Aprovechando el Computex de hace unos días, Andy Rubin, cocreador de Android, aprovechó para presentar el primer teléfono de su empresa Essential, llamado simplemente PH-1, pero referido generalmente como Phone. La originalidad está a la orden del día en las empresas tecnológicas con productos con nombres como Home, Watch, TV... Quizás con la intención de redefinir una categoría de producto y que el público —inglés— entienda ese producto como el máximum de la categoría.

Sea como sea, la presentación ha conseguido atraer una inversión adicional de 300 millones de dólares en una nueva ronda A de financiación, con lo que la valoración de la empresa Essential pasa de 900 M$ a 1000 M$. El otro producto que tiene bajo el brazo la compañía, además del PH-1 y los accesorios relacionados, es un altavoz-asistente tipo Echo llamado Home. La inversión inicial en Essential de 30 M$ la realizó la firma de capital riesgo Playground Global que dirige el propio Andy Rubin.

Google también llama a su altavoz Home, y ambos están orientados, como en realidad Alexa de Amazon o el nuevo HomePod de Apple, a controlar la domótica del hogar. Rubin también ha indicado que su plan de negocio de Essential es a 10 años vista, con una hoja de ruta de productos que vayan integrándose sobre las bases que establecen Home y Phone. También ha intentado captar inversiones adicionales, pero supuestamente una de 100 M$ procedente de la japonesa Softbank fue torpedeada por Apple.

El PH-1 se pone a la venta por 699 dólares y se puede reservar en la web de la compañía.