Essential es la compañía fundada hace poco por uno de los creadores de Android, Andy Rubin, aunque llevaba cierto tiempo trabajando en su propio teléfono algo distinto. Durante el Computex 2017 de Taipéi, la compañía ha revelado las especificaciones que va a tener, así como su precio.

Destaca principalmente por su pantalla casi sin marcos de 5.71 pulgadas con una atípica resolución de 2560 x 1312 QHD —una relación de aspecto 19:10—, dejando un raro hueco para la cámara en la parte superior. La estructura está hecha de una combinación de titanio y cerámica, y la pantalla está protegida por Gorilla Glass 5.

El teléfono PH-1, denominado por la compañía simplemente como Phone Teléfono como nombre para un teléfono, originalidad a tope—, posee un procesador Snapdragon 835, acompañado de 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

El teléfono posee un conector magnético que permitirá añadir módulos, como una cámara de 360º, al que seguirán otros más adelante. Pero que se le puedan poner módulos no implica que sea modular, porque al teléfono en sí no se le puede poner y quitar nada —es como ponerle a un teléfono una carcasa externa con más batería a través del puerto USB, y no por eso es modular.

En cuanto a la batería, esta es de 3040 mAh, con carga rápida a través de un cargador de 27 W, y emplea un conector USB tipo C, y se pierde el conector de 3.5 mm, aunque se vende junto con un adaptador USB tipo C a 3.5 mm.

Dispone de conectividad Bluetooth 5.0 y wifi 802.11 ac, con un lector de huellas dactilares en su parte posterior. Para los amantes de las buenas cámaras, este teléfono posee una cámara trasera de doble sensor con una resolución de 13 megapíxeles en ambos y una apertura f/1.85, la segunda actuando de monocroma. La frontal es de 8 Mpx y apertura f/2.2.

Este teléfono saldrá a la venta por 699 dólares.

Vía: Ubergizmo.