La potencia de ciertos procesadores y su reducido consumo ha permitido a Intel crear la Compute Card. Del tamaño de una tarjeta de crédito, se comporta como el centro neurálgico de un equipo y está orientada a insertarse como si fuera una tarjeta en bases de todo tipo que permitan sacar provecho de ella. Es la computadora más portátil hecha hasta ahora, aunque no sea independiente.

En el Computex, Intel ha dado más detalles de ella, y además indicando quiénes son los primeros fabricantes de una base o dispositivos de todo tipo para ella. Entre ellos se encuentran Dell, HP, Lenovo, LG Display, NexDock —que dispone de una base para usarlo como portátil—, Foxconn, y Sharp, entre otros.

La Compute Card se pondrá a la venta en agosto en cuatro modelos distintos. Todos los modelos incluyen 4 GB de RAM de tipo DDR3, y los procesadores son de bajo consumo, desde un potente —para lo que es— Core i5-7Y57 de ultrabooks de gama alta, hasta un más normal Celeron N3450 usado en portátiles de 300 euros.

Core i5 vPro (i5-7Y57) Core i3 (m3-7Y30)Pentium N4200Celeron N3450
Memoria4 GB DDR34 GB DDR34 GB DDR34 GB DDR3
Almacenamiento128 GB Intel SSD128 GB Intel SSD64 GB eMMC64 GB eMMC
ConectividadWireless-AC 8265 de Intel (2×2 .11ac y Bluetooth 4.2)Wireless-AC 8265 de Intel (2×2 .11ac y Bluetooth 4.2)Wireless-AC 7265 de Intel(2×2 .11ac y Bluetooth 4.2)Wireless-AC 7265 de Intel (2×2 .11ac y Bluetooth 4.2)

El diseño de referencia de Intel de base para la Compute Card incluye un Ethernet, un mini-DisplayPort, un HDMI, y dos USB 3.0.

Vídeo

Vía: AnandTech.