Western Digital se introdujo no hace mucho en el mercado de los SSD tras la compra de SanDisk, poniendo a la venta las series Green, Blue y Black. También ha aprovechado el renombre de la marca HGST, adquirida hace algunos años, para crear otra serie de SSD para el sector empresarial como el Ultrastar SN200, y ahora ha colaborado con Intel para la nueva serie Ultrastar SS300 para centros de datos.

Estos SSD utilizan la nueva memoria NAND 3D de Western Digital de 64 capas y 512 Gb —64 GB— de capacidad por chip para los discos con memoria de tipo MLC, y de 384 Gb para los TLC. Estos últimos estarán disponibles en una capacidad que va de 480 GB hasta los 7680 GB, mientras que los primeros van de 400 GB a 3200 GB. Son compatibles con encriptación hardware AES-256, y tienen un consumo inferior a los 4.7 W.

Solo se venden en formato de disco de 2.5 pulgadas y 15 mm de grosor, con interfaz SAS, y disponen de una velocidad de lectura de hasta 2100 MB/s y escritura de hasta 2050 MB/s. Las velocidades de lectura y escritura aleatorias alcanzan los 200 000 IOPS y 285 000 IOPS respectivamente. El apartado de la durabilidad es el que más ha mejorado con los últimos chips de memoria NAND 3D, con un mínimo de 7 PB en los MLC y hasta 59 PB, mientras los que usan memoria TLC van de 900 GB hasta los 14 PB.

Vía: AnandTech.