Más allá de la capacidad de las baterías, la falta de puntos de recarga en algunos países o recorridos es una de las limitaciones que tienen los vehículos eléctricos. Se acaba de saber que Qualcomm está trabajando en una tecnología que permite recargar las baterías de los vehículos eléctricos sobre la marcha.

Llamada DEVC (Carga Dinámica de Vehículo Eléctrico), emplea hardware empotrado en la carretera que permite realizar la carga de forma inalámbrica durante la conducción. Esta tecnología se aprovecha de la tecnología de carga inalámbrica que Qualcomm ha desarrollado, WEVC.

Las primeras pruebas han sido realizadas en una pista de 100 metros construida en Versalles por la compañía Vedecom, la cual ha costado 9 millones de euros. La potencia de carga conseguida ha sido de 20 kW en ambos sentidos. Además, Vedecom se encargará de evaluar la operatividad, seguridad y eficiencia de la transferencia de energía a los vehículos en una gran variedad de escenarios.

Vía: EnGadget.