La relación de Facebook con las autoridades de la Unión Europea no están siendo fáciles, principalmente por sus políticas de privacidad. Tras conocerse la reprimenda de los gobiernos francés y holandés a la compañía, ahora llega el dictamen de la Comisión Europea en relación a la investigación sobre el uso que Facebook hace de los datos de WhatsApp.

Las autoridades europeas acusaron a Facebook de haber proporcionado información incorrecta o engañosa durante la investigación realizada cuando adquirió WhatsApp en 2014. La compañía indicó durante la misma que no podrían emparejar de forma fiable y automática las cuentas de usuario de la red social y de la aplicación de mensajería.

La afirmación de Facebook se demostró falsa cuando actualizaron en agosto de 2016 la actualización de sus términos de servicio, indicando que podrían emparejar los números de WhatsApp del usuario con su perfil de la red social. Por ello, en el dictamen de hoy, la Comisión ha indicado que Facebook ha mentido en dos ocasiones, razón por la cual ha impuesto una multa de 110 millones de euros.

Desde Facebook han indicado que han actuado de buena fe desde sus primeras interacciones con la Comisión Europea, tratando de proporcionar información precisa en todo momento. También han indicado que los errores en los documentos tras la adquisición de WhatsApp no fueron intencionales. Además, la compañía admitió la culpa, renunciando a una audiencia oral, colaborando con las autoridades, por lo que estas consideran que la multa es proporcionada y disuasoria.

Vía: EnGadget.