AMD está pendiente de asaltar también este año el sector de los portátiles con las nuevas APU basadas en las arquitectura Ryzen y Vega. En la presentación para los analistas financieros llevada a cabo por la compañía ha tenido un momento para mencionar las nuevas APU, que llegarán a lo largo de la segunda mitad del año. Esas APU no llegarán en portátiles y PC de sobremesa preensamblados hasta el primer trimestre de 2018.

Una de las transparencias mostradas por AMD indica que la CPU Ryzen que incluirán proporcionará hasta un 50 % más de rendimiento, y el chip Vega hasta un 40 % más de rendimiento gráfico. Habría que ponerlo en contexto con las actuales APU, porque no suena mal, pero tampoco es un gran salto de rendimiento gráfico, aunque sí de procesamiento general. Por último, reducirán un 50 % el consumo de las actuales APU.

/storage/geek/posts/2017/05/17/ryzen-mobile-numbers-100722913-large.jpg
Ampliar t

Vía: Hot Hardware.