La compañía de periféricos para jugones Roccat ha puesto finalmente a la venta su mejor ratón inalámbrico Leadr. Fue presentado junto a otros modelos de ratones en el CES de Las Vegas del pasado enero, cuya principal característica es el sensor óptico llamado Owl-Eye, y que está desarrollado a las necesidades de la compañía por la japonesa PixArt.

El número de modelo del sensor es el 3361, y dispone de una precisión de hasta 12 000 PPP, configurable a través del software de la compañía en tramos de 100 PPP, y con una aceleración de 50 G. El ratón mide 129 x 81 x 46 mm y pesa 134 g, e incluye un cable de 1.8 m, precisando de tan solo un puerto USB 2.0 libre en el equipo.

Cuenta con iluminación RGB en el reposapalma y la rueda, y también dispone de múltiples botones adicionales, pero destaca la palanca para el pulgar, y una curiosa aleta superior con clics laterales. La batería es de 1000 mAh para una autonomía de hasta 20 h con la iluminación activada, y se vende junto a una base de recarga inalámbrica.

Roccat asegura que no habrá problemas de latencia con su ratón gracias a utilizar un muestreo de 1000 Hz, y funciona con una conexión inalámbrica avanzada en los 2.4 GHz. Entre ambas tecnologías, Roccat promete que aquellos que usen el Leadr no notarán ningún tipo de retardo de entrada, desde que hace clic o mueve el ratón hasta que dicha acción se ve reflejada en pantalla.

Su precio es de 149 euros.

Vía: TechPowerUp.