Google ha tenido un gran éxito durante 2016 con su sistema operativo Chrome OS de la mano de los fabricantes que han puesto a la venta portátiles y convertibles con este sistema operativo para Internet. Aunque es básico en ciertos aspectos, un buen porcentaje de estudiantes no necesitan más que un navegador web para el día a día, y por eso sigue teniendo mucho éxito en las aulas.

La firma de estudios de mercado Gartner ha indicado que las ventas de los Chromebook aumentaron un 38 % en 2016 con respecto a 2015, pasando de 6.8 millones a 9.4 millones de unidades vendidas. Sin embargo, en 2017 pronostica que el crecimiento será menor, ya que cree que se venderá 10.9 millones de unidades, o un crecimiento del 16.3 % con respecto a 2016.

Para contrarrestar estas ventas perdidas, Microsoft presentó recientemente Windows 10 S, una versión centrada en las aplicaciones de la Windows Store y en el navegador Edge, y de ahí no se puede sacar a este sistema operativo. Básicamente lo que hace Chrome OS. Si bien Microsoft puede abrirse rápido fuera de EE. UU. si recibe el apoyo suficiente de los fabricantes de hardware, Google no ha conseguido un impacto suficiente más allá de Reino Unido y EE. UU. con los chromebooks.

Vía: PC World.