Microsoft está haciendo limpieza en su servicio de asistencia técnica ya que a la eliminación de Windows Vista de la lista de versiones que la reciben y de los equipos con W7 y W8.1 con procesadores Kaby Lake y Ryzen se va a sumar otra versión bastante más reciente. Se trata de la versión original de Windows 10 de julio de 2015.

Los que sigan utilizando esa versión tendrán que actualizarse cuanto antes si quieren seguir recibiendo actualizaciones de seguridad y correcciones de fallos. Esta versión 1507 de Windows 10 dejará de recibir estas actualizaciones a partir del próximo 9 de mayo, aunque inicialmente iba a terminar la asistencia oficial a partir del 26 de marzo.

Las excepciones a este cambio son las versiones para empresas de Windows 10 Enterprise 2015 LTSB —asistencia de larga duración— y Windows 10 IoT Enterprise LTSB, aunque solo recibirán actualizaciones de seguridad.

Vía: Hot Hardware.