Durante el análisis que hice del procesador Ryzen 7 1700 pude comprobar que la velocidad de memoria no afectaba tanto al rendimiento en juegos como muchos internautas estaban asegurando. Las medidas las limité a 1080p a las frecuencias de 2133 y 2933 MHz con una resolución de 1080p, y de media salía que la mejora se situaba en torno al 6 %.

Es una mejora que en muchos casos no merece la pena pagar por ella, aunque tampoco es mala idea. Un kit de 16 GB a 2133 cuestan en torno a los 120 euros ahora mismo —hace un año estaban por 80 euros o menos, qué tiempos aquellos—, y el kit de 16 GB a 3000 MHz se sitúa en los 136 euros. Dejando ofertas concretas de una y otra a un lado, supone un 14 % más de precio por un 6 % más de rendimiento a 1080p.

/storage/geek/posts/2017/03/31/amd-ryzen-7-1700-cpu-pins-800x533-c.jpg
Ampliar t

Pero lo que no hice, y que ahora en TechPowerUp le han dedicado el tiempo, es a hacer ese análisis a otras resoluciones. Si os dais una vuelta por el enlace anterior, veréis que han tomado valores con memoria de 2133, 2400, 2666, 2933, y 3200 MHz, y esta última a un CL de 18 y a un CL de 16. Un trabajo pesado el que han hecho, pero que aporta información interesante.

De los juegos actuales, que tienden a ser poco exigentes en cuanto a CPU, la velocidad de la memoria afecta poco o nada a QHD y 4K UHD. En juegos que tiran mucho de procesador, la diferencia entre 2133 y 3000 MHz puede ser algo inferior a la de en resolución 1080p. A una resolución de 4K, la velocidad de la memoria no afecta casi nada. TechPowerUp hace un resumen de la mejora media, y es similar en la que ya pude medir por mi mismo en su momento.

Al autor del análisis le da 5.2 % de mejora media en vez de un 6 % a mi al pasar de 2133 a 3000 MHz a 1080p, simplemente porque hemos hecho distinta selección de juegos para las pruebas. A QHD la mejora media le da que es del 3.3 %, y a 4K UHD la mejora media es del 0.8 %.

Invertir o no invertir en memoria de más velocidad

/storage/geek/posts/2017/03/31/memoria-gskill-ripjaws-ddr4-3333.jpg
Ampliar t

Nuevamente incido en lo que ya he dicho anteriormente. Si juegas a 1080p y quieres un Ryzen 7 1700 por su interesante precio, que además sirve para tener un alto rendimiento en diseño o en ripeo de películas, por ejemplo, no hay ninguna pega en que lo compres. La mayoría de monitores 1080p funcionan a 60 Hz, y por tanto da igual que la gráfica genere 80 FPS en vez de 100 FPS con una GTX 1080. Comprar memoria de 3000 MHz tampoco te va a aportar ninguna mejora en este sentido y se puede considerar un gasto superfluo. Con una GPU de gama media no habrá casi limitación de FPS, y vuelve a ser un gasto superfluo.

Solo tendría sentido comprar memoria de más de 2133 o 2400 MHz, las más baratas, si cuentas con actualizar el equipo en un futuro o cambiar a un monitor de 144 Hz FHD. Si cambias a un QHD o 4K UHD, hay menos razones todavía para hacer la inversión adicional, aunque sean solo 16 euros de diferencia. Esa inversión yo la veo adecuada porque hay otras tareas intensas de CPU donde se puede beneficiar de la velocidad adicional, pero tampoco es fundamental. Además, al igual que hoy están los 3000 MHz a 136 euros, mañana igual están a 150 euros, por lo que sería muy poco interesante la inversión adicional.

La conclusión de este artículo es que la memoria de más velocidad a los Ryzen les viene algo bien, pero tampoco mucho. En juegos actuales —léase "que están ligados a la GPU y no a la CPU"—, la mejora es insignificante. En ciertos juegos antiguos o de estrategia como Civilization VI donde hay mucho procesamiento a realizar, la mejora es notable. Pero al igual que el futuro tenderá a primar el número de núcleos por encima de la potencia, también hará que la velocidad de la memoria no influya en los FPS.

A la postre, estas variaciones también se dan en los procesadores Intel, por lo que ambas plataformas, en cuanto a la velocidad de la RAM, funcionan igual en juegos.

Vía: TechPowerUp.