La velocidad de la memoria RAM no suele ser algo a lo que prestar demasiada atención en los equipos para juegos. Es algo que ya se comprobó con la memoria DDR3, en la que el mayor paso de rendimiento se producía al pasar de 1600 a 1866 MHz, y posteriormente bajaba notablemente las mejoras de rendimiento al ir a los 2133 MHz.

Tener memoria con una frecuencia de 2133 MHz suele ser lo recomendable para un equipo normal con una sola tarjeta gráfica. En Tech Spot han analizado distintas frecuencias de DDR4, desde los 2133 a los 4000 MHz, y básicamente la historia se repite.

125473 bytes

Resumiéndolo, si tienes una sola tarjeta en la mayoría de casos no merece la pena pagar más por memoria de 2400 o más MHz, salvo que haya muy poca diferencia de precio. Sobre todo al ver que las pruebas las realizan con una GTX 980 Ti.

Pero hay dos escenarios en los que la memoria DDR4 de más de 2133 MHz sí que merece la pena. El primero es el habitual uso del equipo para diseño gráfico, o tareas intensivas de CPU. Dependiendo de la tarea puede ser interesante, pero también depende del precio de la memoria. El punto más rentable económicamente sea el de los 3000 MHz.

98756 bytes 93904 bytes 95183 bytes 89849 bytes

Pero luego están los equipos con SLI o CrossFire para jugar, en los que ciertamente se benefician muchísimo de la memoria DDR4-4000. Aunque como siempre, también depende del mucho o poco uso que haga el juego del procesador.

115452 bytes 109137 bytes 117959 bytes 118840 bytes

En general, si lo que queréis es un equipo para juegos con una sola gráfica, optar por memoria de 2133 MHz con una placa inferior a una Z170 para recortar precio es una buena opción de compra para un equipo generalista. Si se desea hacer diseño gráfico, se tendría que valorar el presupuesto para equilibrar rendimiento de memoria, procesador y GPU. Pero en el caso de hacer SLI, es muy recomendable disponer de memoria lo más rápida posible.

Vía: TechSpot.