MSI ha presentado una nueva placa base para los procesadores Ryzen con chipset X370, que es el orientado a los equipos de altas prestaciones. La placa X370 Krait Gaming tiene formato ATX, y dispone de varias ranuras PCIe 3.0 x16 para poder hacer SLI o CrossFire con varias tarjetas gráficas de Nvidia o AMD. Acepta memoria DDR4 y perfiles A-XMP de hasta 3200 MHz.

Incluye diversas zonas de iluminación con ledes blancos, y se puede configurar y sincronizar su iluminación con diversos efectos a través de Mystic Light, la solución de MSI para ello. Puede controlar hasta seis ventiladores, además de una bomba de agua y dispone de un conector específico para tiras de iluminación RGB.

El chip de audio es un Realtek ALC892, y con condensadores de audio mejorados, y se pueden utilizar las habituales aplicaciones de MSI como el sistema Nahimic 2. El chip de Ethernet es un Realtek 8111H, por lo que no es un apartado al que le preste demasiada atención esta placa base. Dispone de una ranura para SSD de tipo M.2, conector USB 3.1 Gen. 2 tipo A y tipo C, y salidas de vídeo HDMI y DVI-D.

Vía: TechPowerUp.