Acer ha comenzado la puest a la venta de uno de sus últimos portátiles para juegos, el Aspire VX 15. Le han intentado dar ese toque de diseño que tienen portátiles caros, aunque sea un portátil con un precio asequible. Incluyen los últimos procesadores Kaby Lake y tarjetas gráficas Pascal de Nvidia.

Disponen de un procesadore Core i5-7300HQ o Core i7-7700HQ, con una GTX 1050 Ti de portátiles de 4 GB. Traen de serie 16 GB de RAM ampliable a 32 GB, con dos ranuras de memoria, así como un SSD de 256 GB de tipo SATA3. La pantalla es de 15.6 pulgadas —probablemente de tipo TN por el precio—, con una resolución de 1920 x 1080 píxeles. La batería es de 4605 mAh, que le dará una autonomía normal para el tipo de portátil que es.

En el apartado de la conectividad, incluye wifi 802.11 ac, Bluetooth 4.0, un USB 2.0, dos USB 3.0 y un USB 3.1 tipo C, así como toma Ethernet. El peso del portátil se sitúa en los 2.5 kg, y su tamaño es bastante estándar con 386 x 266 x 36 mm. El precio del modelo con Core i5 es desde 1050 euros, y por el Core i7 son desde 1199 euros. Ambos equipos vienen con Windows 10 Home preinstalado.

Vía: The Tech Report.