Lenovo ha presentado dos nuevos modelos de convertibles, portátiles con bisagra y pantalla táctil para usarlos como portátiles o tabletas según sea necesario. El Yoga 520 es un portátil con pantalla de 14 pulgadas FHD con un peso de 1.74 kg y un grosor de 19.9 mm. Se podrá configurar con hasta un Core i7-7500U con una gráfica integrada GeForce 940MX, 16 GB de RAM y hasta 512 GB de SSD, con batería para hasta 10 horas de uso.

El Yoga 720 estará disponible en tamaños de pantalla de 13 y 15 pulgadas FHD, que usará hasta un Core i7 sin especificar, con una GTX 1050, con 16 GB de RAM, y 1 TB de SSD de tipo PCIe. El Yoga 720 tendrá un grosor de 14.3 mm y un peso de 1.3 kg, con batería para hasta 9 horas de uso. Dispone de conectores USB tipo C compatibles con Thunderbolt 3.

Se podrá elegir la inclusión de un lector de huellas en el Yoga 520, mientras que irá de serie en los Yoga 720, el cual también cuenta con sonido de JBL con Dolby Audio, y opción de pantalla 4K UHD. Lenovo también ofrecerá un lápiz digital para utilizar con la pantalla de respuesta rápida del Yoga 720.

El precio del Yoga 520 empieza en los 599 euros, el Yoga 720 de 13'' en 999 euros, y el Yoga 720 de 15 pulgadas empieza en los 1099 euros. El Yoga 520 estará disponible en julio, y los Yoga 720 en abril.

Vía: The Verge.