Meizu lleva unos años presentando distintos sistemas de carga rápida llamada mCharge, pero en el Mobile World Congress ha anunciado una carga superrápida. Literalmente, porque es capaz de recargar una batería de 3000 mAh en apenas 20 minutos, y la compañía asegura que se hace en totales condiciones de seguridad y sin que la batería se caliente.

La tecnología mCharge 4.0, apodada Super mCharge, habilita una conexión de carga de 11 V y 5 A, lo que arroja una potencia de 55 W, bastante más de los 18 a 20 W de las cargas rápidas actuales. Para ello utiliza el principio de la bomba de tensión para aumentar la eficiencia un 9 % hasta el 98 %, con una alimentación estable y que la batería se mantenga a 39 ºC.

Aplicar esta potencia a la batería recorta la vida útil, pero Meizu asegura que tras 800 ciclos de carga y descarga completos una batería de 3000 mAh mantiene el 80 % de su carga máxima, por lo que puede mantenerse en funcionamiento durante más de dos años. Usará un cable y cargador propietarios de Meizu de 55 W, y estará presente en los futuros teléfonos de la compañía.

Vía: PC World.