Sony ha presentado en el Mobile World Congress un nuevo gama alta, el Xperia XZ Premium con un Snapdragon 835, pero también un par de teléfonos de gama media interesantes. Los Xperia XA1 y Xperia XA1 Ultra tienen un hardware similar, pero están centrados en su cámara de 23 megapíxeles con apertura f/2.0, que permitirá tomar, según Sony, estupendas instantáneas tanto de día como de noche.

El diseño de los dispositivos es similar al que está utilizando actualmente Sony, y similar también al Xperia XA, y ambos apenas disponen de marcos de pantalla laterales, y está ligeramente curvada. En la parte inferior incluyen un conector USB tipo C, y la batería de 2300 y 2700 mAh del XA1 y XA1 Ultra pueden resultar algo escasas, aunque vienen acompañadas el modo STAMINA de Sony que no dan malos resultados, y carga rápida.

Ambos teléfonos usan un procesador Helio P20 de MediaTek, de ocho núcleos Cortex-A53 a 2.3 GHZ, GPU Mali-T880 MP2 y memoria LPDDR4X, 3 GB en el caso del XA1 y 4 GB en el XA1 Ultra. El primero incluye una pantalla de 5 pulgadas con resolución de 1280 x 720 píxeles, y el segundo es de 6 pulgadas con resolución 1920 x 1080 píxeles.

Ambos disponen de 32 GB de almacenamiento y lector de tarjetas micro-SD de hasta 256 GB. También tienen NFC, y llegarán con Android 7.0 preinstalado. Estarán disponibles en colores blanco, negro, oro y rosa a principios del verano.