La marca secundaria de Huawei en el sector de los teléfonos, Honor, ha presentado el V9, un modelo que apunta a la gama alta. Esta phablet incluye una pantalla de 5.7 pulgadas con resolución QHD —2560 x 1440 píxeles—, en un cuerpo de aluminio.

El procesador elegido por la compañía es un Kirin 960 de HiSilicon, filial de semiconductores de Huawei. Es un procesador de ocho núcleos, cuatro Cortex-A73 a 2.4 GHz y cuatro Cortex-A53 a 1.8 GHz. La GPU es una Mali-G71MP8, que implementa la nueva arquitectura de gráficos Bifrost de ARM. El modelo básico incluye 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, con un modelo avanzado de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

La compañía ya está estandarizando la doble cámara trasera, y este incluye dos de 12 megapíxeles con apertura f/2.2, con la secundaria siendo monocroma para capturar información de luminosidad. La cámara frontal es de 8 Mpx.

La batería incluida es de 4000 mAh, y el conector de recarga y datos es un USB tipo C. En el apartado de la conectividad, incluye Bluetooth 4.2, wifi 802.11 ac, y NFC, con geoposicionamiento GPS, GLONASS y Beidou. En la parte posterior también se incluye un lector de huellas dactilares, y llega con Android 7.0 preinstalado.

El modelo de 4/64 GB de RAM/almacenamiento cuesta 2599 yuanes unos 360 euros al cambio directo, sin impuesto—, el de 6/64 GB cuesta 2999 yuanes —unos 410 euros al cambio directo—, y el de 6/128 GB cuesta 3499 yuanes —unos 480 euros al cambio directo, sin impuestos—. Se ponen a la venta el 28 de febrero en China en colores rojo, oro, negro y azul.