BIOSTAR se ha adelantado a la presentación oficial de sus tarjetas gráficas el próximo 22 de febrero mostrando cinco modelos de chipsets X370 y B250, los dos orientados a subir frecuencias en las placas base de sobremesa. Se ha adelantado porque ha iniciado un concurso en TechPowerUp para regalar algunas de sus placas base. Son placas base para los procesadores Ryzen que llegarán en breve.

El catálogo se compone de tres placas base X370 —dos ATX y una micro-ATX— y dos B350 —una ATX y una micro-ATX—. Todas incluyen una ranura para un M.2 de 2242 a 2280, son compatibles con hasta 64 GB de memoria DDR4 de 1866 a 2667 MHz —en la X370GT7 indica que funciona con DDR4 a 2400 y 2666 MHz—, y los modelos ATX incluyen conectores USB 3.1 tipo C.

En general son placas que incluyen protecciones y mejores componentes para overclocking, pero tienden a ser un poco básicas. El modelo X370GT7 incluye dos ranuras PCIe 3.0 x 16, mientras que las otras X370 si se quiere hacer un CrossFire —el único chipset que lo soporta es el X370— tendrán que recurrir a una ranura PCIe 2.0 x4 adicional. De manera curiosa, para las NPU(¿?)/APU compatibles con AM4, la PCIe 3.0 x16 funciona a x8 solo, que no debería representar ninguna limitación para las tarjetas actuales.

Vía: TechPowerUp.