Entre las distintas series de placas base que tiene MSI en su catálogo, hay una específica para los que quieren darle un color interior distinto a sus PC. Es la Arctic, que se centra en tonalidades blancas y grisáceas, que acompañan mejor a las cajas de PC blancas.

Son cuatro placas base en total las que pone a la venta: Z270 Tomahawk Arctic, H270 Tomahawk Arctic, H270M Mortar Arctic y B250M Mortar Arctic. Las Tomahawk tienen formato ATX y las Mortar son micro-ATX. Un par de estos modelos ya estaban disponibles para comprar en algunos países como España, pero ahora llegan a más mercados.

Las placas en sí son de alta calidad, con chips específicos de audio y Ethernet para mejorar la experiencia de juego, y disponen de conectores USB tipo C. Los modelos Tomahawk además incluyen USB 3.1, y todas tienen al menos una ranura para un SSD en formato M.2 hasta 2280.

272071 bytes 82129 bytes 119343 bytes 195671 bytes 261597 bytes