EVGA es bastante más conocida por sus tarjetas gráficas y fuentes de alimentación, pero también ha creado una línea de placas base orientadas a la gama alta. Por eso se centra en los mejores chipsets, y ahora ha presentado tres modelos con el Z270 en distintos factores de forma.

Todas ellas disponen de puertos M.2 para un SSD así como conexión U.2, con puertos USB 3.1 y USB-C, SATA Express, y chipsets Ethernet Killer E2400 o E2500, y sonido Creative Sound Core3D en el caso de la Z270 Classified K, la cual también hace compatibles los USB 3.1 con Thunderbolt 3. La placa Z270 Stinger, en formato mini-ITX, incluye wifi 802.11 ac, y todas pueden subir las memorias a 3600 mediante XMP 2.0.