ASRock ha presentado en el CES 2017 un total de 21 placas base para los nuevos procesadores Kaby Lake. Con los chipsets Z270, H270 y B250 llega la posibilidad de usar con todas ellas memoria DDR4 de 2400 MHz, aparte de la subida que se le pueda hacer en las placas Z270 activando XMP o realizándolo manualmente.

Las novedades por parte de ASRock en esta serie de placas base se centran en actualizar la conectividad. Además de disponer de compatibilidad con la memoria Optane de Intel, a mitad de camino entre memoria RAM y SSD en cuanto a velocidad, algunos modelos incluyen tres ranuras para los SSD tipo PCIe, Thunderbolt 3 y USB 3.1 Gen. 2 tipo C. También añaden un clásico que no puede faltar en las más caras, que es iluminación RGB, y un mejor sonido gracias al códec ALC1220 de Realtek.

El listado completo de placas base de ASRock se puede ver en la web de la compañía.

Vía: Nota de prensa.