Sharkoon tiene en su catálogo una sana cantidad de cajas de PC, y equilibra bastante bien entre diseño, características y precio. La última que han presentado con estas características es la M25-W, una semitorre compartimentada que está disponible en colores negro y blanco, y su PVPR es de 54.90 euros.

La caja dispone de una amplia ventana lateral para mostrar su interior, y tiene espacio suficiente para colocar radiadores de refrigeración líquida. Viene de serie con un ventilador trasero con ledes azules, y dos ventiladores delanteros, todos de velocidad fija —conector de tres pines—. En la parte superior se pueden colocar hasta tres ventiladores de 120 mm o dos de 140 mm.

84421 bytes 74684 bytes 59551 bytes 67191 bytes 61721 bytes 156655 bytes 51299 bytes 54979 bytes 56674 bytes 37230 bytes 46587 bytes 52169 bytes 91687 bytes

En el frontal dispone de dos puertos USB 3.0, conectores de micrófono y auriculares, y botón de encendido. Los cables que salen de este frontal también incluye un conector para audio 7.1, que es una característica diferenciadora respecto a otras cajas —aunque no pueden estar conectados el concetor de audio HD y el 7.1 a la vez, que es un conector USB de color amarillo—.

El diseño de la caja es angular, sobrio pero elegante, con un pequeño mallado en las partes laterales del frontal. La parte superior dispone de un filtro de aire magnético para comodidad de ponerse y quitarse. La parte trasera dispone de hueco para siete ranuras PCIe, que van aseguradas con una placa y dos tornillos moleteados que habrá que retirar para poder instalar o cambiar las tarjetas PCIe.

117744 bytes 85801 bytes 66796 bytes 73129 bytes 66257 bytes 72669 bytes 69756 bytes 70725 bytes 108046 bytes 96535 bytes 91391 bytes 88117 bytes 98007 bytes 95324 bytes 94942 bytes

Las bahías de 5.25 pulgadas van ajustadas mediante dos clips para mayor comodidad, y generalmente no habrá problemas de espacio con las unidades de DVD que se monten. Estas bahías también vienen bien para incluir lectores de tarjetas SD o frontales de control de ventiladores, entre otros, por lo que su eliminación de muchas cajas más caras no siempre es buena idea.

La zona de gestión de cables es amplia, y estos se pasan a través de una abertura que hay en el lateral de la bandeja de la placa base. Es un sistema cómodo para el montaje, y permite ocultar al máximo los cables para dar un aspecto despejado al interior del equipo.

83924 bytes 63917 bytes 101774 bytes 64099 bytes 93053 bytes 95944 bytes 65099 bytes

Los dos discos duros de 3.5 pulgadas van situados en bandejas en la parte inferior de la caja, donde también entran fuentes de alimentación de hasta 200 mm. Sharkoon ha añadido dos bandejas de montaje de discos de 2.5 pulgadas. Estas bandejas incluyen enganches y se sujetas con un tornillo moleteado, por lo que es muy fácil de cambiarlas de ubicación.

Por defecto vienen para situarse en la parte trasera en la zona de gestión de cables, pero se pueden mover a los enganches en la parte superior del compartimento de la fuente de alimentación, para que se puedan ver a través de la ventana. Con la caja se proporciona la tornillería necesaria en color negro.

Entre las posibilidades adicionales, la bandeja para discos duros se puede retirar y montarle un ventilador adicional. Las bandejas de unidades de 5.25 pulgadas también se pueden retirar, dejando espacio para un radiador de 280 mm. Las bahías de 5.25 pulgadas van preparadas para situar a la vez dos unidades de 2.5 pulgadas.

Montaje

La bandeja de las placas base dispone de anclajes para placas ATX, micro-ATX y mini-ITX, y es una bandeja de un elegante color negro. La zona de gestión de cables dispone de abundantes puntos de uso de bridas o correas, y tiene suficiente espacio como para que no sea un problema poner la tapa trasera.

La forma de llevar los cables a la parte delantera es a través de un ancho hueco, que puede complicar el montaje en ciertas situaciones pero que se pueden simplificar dedicando un momento a pensar en cómo situar los cables. Las unidades de almacenamiento deberían ir en la parte trasera, ya que pasar más cables hacia la zona delantera puede ser un engorro a través de esta abertura.

142135 bytes 119629 bytes 146825 bytes 139000 bytes 124582 bytes 137655 bytes 114983 bytes 119830 bytes 114347 bytes 100753 bytes 156534 bytes 92765 bytes

Para un sistema típico con un disco duro y un SSD, el montaje no dará ningún problema, y se puede realizar fácilmente. El resultado de esta forma de gestionar los cables es que la zona central del equipo queda totalmente despejada, lo que es muy bueno para el movimiento del aire en el interior de la caja. Los cables de audio y USB frontales, así como los de los botones de inicio y los ledes de indicación, se pueden pasar por una abertura específica en el compartimento de la fuente de alimentación.

Una vez montados todos los componentes y puesto en marcha, el ventilador trasero de color azul —todos los cables tienen longitud de sobra para conectarlos a cualquier parte de la placa base— da un toque muy elegante a la caja. Es una caja con muchas posibilidades y muy fácil de aprovechar al cien por cien, con un montaje sencillo y efectivo. Por ponerle alguna pega, hay que tener cuidado con la colocación de los cables de los SSD que se pongan en las bandejas traseras, al lado del pasacables.

Pruebas

El equipo de pruebas montado incluye un fuente Enermax NAXN de 500 W, un procesador Core i5-6400, una GTX 1060 de 6 GB, y una refrigeración Enermax ETS-N30R-TAA con un ventilador de ledes azules que combinan bien con los ventiladores azules. Es una combinación buena para el tipo de caja que es, ya que es un procesador de 45 W, aunque no habría mayor problema en usarla con un i7-6700K y hacer algo de overclocking.

Con un sistema de tres ventiladores para un muy vendido Core i5-6700K con una subida de frecuencias ligera es más que suficiente. Además que, con la refrigeración elegida y usando la pasta térmica que viene con ella, el procesador de partida funciona a bajas temperaturas. También juega a favor de las temperaturas el hecho de disponer de un compartimento separado para la fuente de alimentación.

He tomado temperaturas de la CPU, GPU, y el SSD situado en la parte posterior de la placa base, en la zona de gestión de cables. Para las pruebas he partido de temperaturas de reposo y se ha dejado en ejecución los programas durante al menos media hora.

ReposoFurmarkCPU en cargaOfimáticaWoWAshes of the Singularity
CPU27 ºC47 ºC50 ºC43 ºC40 ºC42 ºC
GPU28 ºC75 ºC37 ºC32 ºC55 ºC57 ºC
SSD31 ºC47 ºC39 ºC38 ºC36 ºC35 ºC
Expulsión28 ºC35 ºC31 ºC30 ºC31 ºC33 ºC

Los valores son buenos y en torno a los valores habituales que deberían tener los componentes. El diseño compartimentado favorece a la GPU ya que no hay recirculación del calor de la fuente hacia la tarjeta, y en Furmark de hecho funciona un par de grados por debajo de lo que ocurría en otra caja recientemente analizada.

No es determinante que funcionen los componentes a un par de grados de diferencia, pero sí sería importante para subir frecuencias. La ubicación de los SSD en la parte posterior de la placa base, sin casi movimiento de aire, perjudica en este caso la ubicación de los SSD en esa posición, pero al tratarse de discos SATA no se verá perjudicado el rendimiento.

En cuanto al nivel de ruido, en reposo la configuración no supera los 32 dBA medidos a un metro de distancia de la caja, con un ruido de fondo de 30 dBA. A carga completa, con los tres ventiladores que vienen de serie, tampoco se puede decir que haga un ruido excesivo el equipo, ya que se sitúa entre los 35 y 37 dBA. Los ventiladores de serie hacen bien su función de mover el aire caliente —convección— aportando un nivel de sonoridad bajo.

37 dBA es un cierto ruido de fondo, pero es un nivel bajo si se compara con equipos ruidosos, o incluso los 45 a 50 dBA a los que puede llegar los portátiles para juegos o equipos a los que se haga un OC fuerte. En este caso, la caja amortigua un poco el ruido, aunque no esté especialmente preparada para ello, aunque al estar situada en su propio compartimento la fuente de alimentación sí que evitará cierto ruido de la misma.

Conclusión

Sharkoon ha presentado una caja sobria pero elegante, con muchas opciones de montaje para casi cualquier tipo de equipo. Dispone de multitud de posiciones de anclaje de unidades de almacenamiento, admite refrigeraciones altas, una gestión de cableado bastante buena, y viene de serie con tres ventiladores eficientes y de baja sonoridad.

En general la M25-W es una caja muy recomendable para los que quieren tener a la vista el interior de su equipo, y por eso se agradece la inclusión de un ventilador con iluminación azul. La versión de esta caja sin ventana, M25-V, comparte características pero con un precio menor de 44.90 euros. He intentado sacarle alguna pega a la caja, pero por características y precio es difícil hacerlo.

Es un modelo mucho mejor que cajas de precio similar, y si bien la estética de de ellas es determinante a la hora de comprar una, al menos esta tendría que estar en la lista de candidatas por méritos propios de cualquiera que vaya a cambiar de PC.