AMD ha presentado sus nuevos controladores, y en esta ocasión se van a llamar Radeon Software Crimson ReLive Edition, y lleva el número de versión 16.12. A pesar de lo que dijera AMD hace un año, no van a cambiar el color de esta versión ni demasiado el nombre porque son sobre todo una gran optimización de los actuales.

Una de las primeras cosas que comenta AMD es que existen más de 15 juegos que utilizan ya DirectX 12 y que se esperan más de 50 juegos a lo largo de 2017, una buena noticia para los que tengan equipos modestos, ya que es donde DX12 realmente hace notar su potencial con una tarjeta de AMD. Esta versión incuye importantes mejoras de rendimiento, y AMD destaca una serie de juegos en los que ha habido un aumento notable. Por ejemplo, usando la RX 480, Overwatch ha mejorad un 6 %, Deus Ex: Mankind Divided un 4 %, y Shadow of Mordor un 7 %.

Entre todos los proyectos mencionados de código abierto con los que AMD tiene relación, destacaría Radeon Loom, una API indicada para crear vídeos 360º y el añadido de OCAT, una aplicación destinada a sustituir el espacio dejado por Gaming Evolved, esta vez más simple, minimalista y con propiedades analíticas.

En el apartado de la realidad virtual, AMD apuesta por añadir un sistema usando dos tarjetas en LiquidVR llamado afinidad multi-GPU, cada una dedicada a la imagen proyectada para cada ojo. Esperan mejorar el funcionamiento de esta tecnología, independientemente de tener una o dos gráficas instaladas, aplicando optimizaciones al renderizado de las imágenes que vemos en cada pantalla. Radeon Wattman ahora se podrá usar con más tarjetas gráficas, como las series R9 Fury, R9 390, R9 380, R9 290, R9 285, R9 270, R7 360 y R7 260.

Entre los fallos corregidos se pueden destacar varios encontrados con Radeon WattMan y la inestabilidad provocada por uso del navegador Mozilla FireFox. Para la retransmisión de vídeos añaden la compatibilidad con la compresión VP9 para manejar mucho mejor resoluciones 4K a 60 Hz, formato cada día mas común. También añaden compatibilidad con Dolby Vision, para sistemas multimonitor y ultrapanorámicos y HDR 10, para mejorar la luminancia de las imágenes en monitores compatibles. FreeSync estará disponible en Linux.

Otro punto interesante de estos controladores es que añaden la característica ReLive, accesible desde el propio programa Radeon Software, que permite grabar en segundo plano toda la acción de los juegos. Es la versión de AMD de Shadow Play de Nvidia, y el motivo por el que AMD terminara la colaboración con Raptr para la aplicación Gaming Evolved. La compañía promete un impacto mínimo en los FPS, que puede situarse hasta en el 4 % de reducción. ReLive contará con una interfaz y atajos para realizar las grabaciones o capturas de contenido, con la posibilidad de ver lo que ha ocurrido durante la última hora de juego.

Radeon Chill será la forma que tendrá AMD para mantener las temperaturas y el consumo a raya, reduciendo las imágenes por segundo de los juegos cuando entienda que no se necesita generar más, ofreciendo mejoras de hasta un 30 % en consumo y hasta un 13 % en la temperatura. No será compatible con todos los juegos, aunque irán añadiendo más a los controladores con el paso del tiempo, siendo algunos de los iniciales Overwatch, Team Fortress 2, Fallout 4 o The Witcher 3.

Para el sector profesional a través de las Radeon Pro anuncian mejoras en el sistema de físicas y un mayor número de colaboraciones con desarrolladores del sector, como Autodesk, Blender o Unity. Con los nuevos controladores se conseguirán mejoras de hasta un 30 % en aplicaciones profesionales, y además en las Radeon Pro llega a ofrecer hasta un 80 % más de rendimiento que la anterior generación Fire Pro, como por ejemplo en la Radeon Pro WX 5100.

En parte las mejoras proceden del uso de las API gráficas de bajo nivel a la hora de crear contenido, pero también en las optimizaciones introducidas a otras bibliotecas como LiquidVR. Más interesante para los linuxeros será la creación de unos controladores de código abierto para Linux, aunque mantendrán una versión propietaria de los controladores de Linux para las Radeon Pro. En el sector de los centros de datos, AMD añade compatibiidad a vmware vSphere 6.5, y mantiene la iniciativa de computación ROCm. El compromiso de AMD es la de actualizar los controladores profesionales cada tres meses.

Los nuevos controladores Crimson ReLive 16.12.1 están ya disponibles.

67904 bytes 60767 bytes 46064 bytes 83902 bytes 63381 bytes 83017 bytes 69266 bytes 83011 bytes 65106 bytes 77382 bytes 68211 bytes 78566 bytes 74696 bytes 52605 bytes 57740 bytes 73430 bytes 53848 bytes 90714 bytes 72441 bytes 53448 bytes 45464 bytes 55670 bytes 89467 bytes 88485 bytes 79592 bytes 82393 bytes 86891 bytes 72534 bytes 62312 bytes 56331 bytes 70788 bytes 62184 bytes 79109 bytes 75638 bytes 94373 bytes 91677 bytes 36479 bytes 102054 bytes 83962 bytes 59475 bytes 74826 bytes 67325 bytes 62647 bytes 55681 bytes 57190 bytes 80449 bytes 56797 bytes 55687 bytes 62287 bytes 68757 bytes 133559 bytes 121829 bytes 119441 bytes 65630 bytes 78405 bytes 71423 bytes 81727 bytes 62757 bytes 55841 bytes 62687 bytes 53913 bytes 59485 bytes 24246 bytes 97042 bytes 103243 bytes 71775 bytes 78534 bytes 74311 bytes 69406 bytes 63306 bytes 71444 bytes 66724 bytes 102105 bytes 85605 bytes 71012 bytes 67904 bytes 102299 bytes 122509 bytes 192436 bytes 166388 bytes 153183 bytes 129969 bytes 92480 bytes 76758 bytes 142589 bytes