Intel ha hecho grandes progresos en los últimos años en cuanto a potencia de los gráficos integrados en sus procesadores, pero podría haber tomado la decisión de mirar a otra empresa para hacerlos aún más potentes. En los últimos tiempos Intel ha despedido a más de 1000 ingenieros que trabajan en el desarrollo de su arquitectura gráfica, y podría estar motivado por un acuerdo con AMD para licenciar las patentes de los gráficos Radeon.

El acuerdo se da por hecho, firmado y en vigor entre ambas empresas, de acuerdo con los últimos rumores no contrastados. El desarrollo del apartado gráfico de los procesadores de Intel recaería en AMD, y podría resultarle más rentable que seguir desarrollando su propia arquitectura para procesadores de alto rendimiento gráfico como la serie Iris.

Eso sí, como buen rumor, la licencia de patentes podría estar relacionada simplemente con obtener acceso a tecnologías de chips gráficos que Intel pudiera estar interesada en implementar en su propia arquitectura gráfica. De la misma forma, AMD podría haber recibido simplemente acceso a las patentes de Intel para evolucionar su arquitectura Zen. Es un movimiento más natural y lógico con lo que se hace en esta industria, ya que es una manera de evitar ir a los tribunales.

Vía: The Tech Spot.