Los relojes inteligentes no terminan de calar entre el consumidor, que pone en su lugar su mirada en las pulseras y relojes de actividad, con una utilidad más clara, precisa y con un menor desembolso económico. Por eso compañías como Lenovo no tiene pensado lanzar nuevos relojes inteligentes en una nueva temporada, y el principal afectado de esta disminución de ventas es Apple.

Continúa con el descenso de ventas del Watch que se ha producido durante todo el año, y que tras la presentación de la serie 2 con GPS incluido no ha servido para convencer a sus fieles a comprar esta nueva versión. Quizás porque los que tenían interés en el Apple Watch ya lo tienen, y no es un producto como para renovarlo cada año. El descenso de ventas ha sido hasta los 1.1 millones de unidades en el tercer trimestre, que es un descenso interanual del 71 %.

Por otro lado, Fitbit revalida su primera posición, con unas ventas estimadas de sus relojes y pulseras de actividad de 5.3 millones, o un aumento interanual del 11 %. Samsung mejora sus ventas con 1 millones de relojes inteligentes vendidos, prácticamente duplicando las ventas del tercer trimestre de 2015, y Xiaomi se mantiene con 3.8 millones de pulseras vendidas.

Fuente: Business Wire. Vía: Tech Crunch.