Turtle Beach es un fabricante especializado en auriculares que se ha sumado a los productos relacionados con la realidad virtual, y por ello ha presentado el modelo Stealth 350VR. Son un modelo que tiene un PVPR de 80 euros, pero que pueden aportar una gran calidad de sonido y múltiples funcionalidades a los jugones, pero sobre todo que se pueden usar sin problemas y molestias con todos los modelos de gafas de realidad virtual.

Desempaquetado

Estos auriculares vienen en una caja con una bandeja de plástico, habitual en la forma de empaquetar los productos de Turtle Beach. A un lado se sitúa el micrófono, que es desmontable para cuando no se necesite y que no esté molestando, y se conecta mediante un tradicional conector de 3.5 mm. Se trata de un micrófono ajustable, que se puede doblar y mover hasta dejarlo en la posición que le resulte más cómodo al usuario.

192817 bytes 252031 bytes 262158 bytes 251734 bytes 263517 bytes 109787 bytes 341301 bytes 201720 bytes 120088 bytes

Los Stealth 350VR tienen una respuesta en frecuencia entre los 20 Hz y 20 000 Hz, y los altavoces son de neodiminio con un tamaño de 50 mm. La caja incluye un cable micro-USB a USB tipo A, un cable de cuatro contactos a conectores de micrófono y auriculares de tres contactos, otro cable para dispositivos móviles, unas correas de sujeción, y los habituales manuales de instrucciones y garantía.

Turtle Beach promete hasta 30 horas de uso de estos auriculares con una sola carga, necesario para el amplificador que llevan incorporado. El micrófono cuenta con cancelación de ruido.

Confort y uso

Todos los controles de estos cascos están situados en el auricular izquierdo. Incluye una batería recargable por puerto micro-USB, justo al lado del micrófono y el conector de audio. Dispone de un regulador de nivel de graves dedicado, lo cual es un añadido interesante, junto con la rueda de control del volumen. en la parte externa del auricular se encuentran el interruptor de encendido, y otro específico para silenciar el micrófono.

La estructura de los cascos es de plástico, pudiéndose ajustar la extensión de los auriculares para ajustarlos a la perfección. Giran hasta 90º para facilitar más el ajuste y su portabilidad. Las almohadillas están recubiertas de tela, y en general son bastante cómodos. Son unos auriculares que me resultan más cómodos en principio que los Stealth 520 de la misma compañía siendo más baratos, sobre todo porque aprietan menos desde un principio debido a que están diseñados para ser más amplios para que encajen bien unas gafas de RV.

413000 bytes 449794 bytes 255865 bytes 337815 bytes 186205 bytes 215932 bytes 268436 bytes 382461 bytes 308178 bytes 298383 bytes 300843 bytes

La diadema está acolchada en la zona del centro, con un hueco que se ha dejado a posta para que pase la correa superior de las gafas de realidad virtual. Los Stealth 350VR se pueden utilizar con las PlayStation Vr, HTC Vive y Oculus Rift, y probadas con estas últimas puestas, no molestan y ajustan bien, aunque en realidad sí que moleste la posición en que se quedan al aire los auriculares de las propias Rift.

A la hora de usarlos tampoco molesta su peso, que es ligero por su estructura de plástico, aunque para usarlos para escuchar música es preferible aligerarlos algo más quitándole el micrófono. Se pueden usar durante varias horas sin que lleguen a molestar, con una estupenda calidad de sonido para la gama en la que se encuetran, que es uno de los mayores reclamos de los auriculares de Turtle Beach.

Además que, con su orientación a la RV, incluye sonido 3D que es la otra parte de la ecuación para que sean considerados como los mejores auriculares para gafas de realidad virtual. Este tipo de efecto de sonido está orientado a simular perfectamente la procedencia de un sonido en 360º, y es algo que consigue de manera notable y que favorece la sensación de inmersión en la RV.

Conclusión

Turtle Beach ha visto la oportunidad de expandirse al entorno de la realidad virtual, y el resultado es cuanto menos notable. Los Stealth 350VR son muy cómodos, y aunque su calidad de fabricación no es la mejor del mundo, por su precio tampoco se van a encontrar modelos mucho mejores. El sonido es muy bueno, y los extras del regulador de graves y el amplificador con nivel de sonido independiente del del dispositivo al que se conecte serán muy apreciados por muchos jugadores.

En general los Stealth 350 VR de Turtle Beach son unos auriculares que aportan mucho valor por lo que cuestan, con un PVPR de 80 euros. Quizás en ese precio haya cosas mejores en el mercado con un PVP mejor, pero se pueden encontrar también sobre los 60 o 65 euros en algunas tiendas. Por ese precio es difícil encontrar cosas mejores, e imposible para combinarlos con unas gafas de realidad virtual.

Puntuación

8.4

sobre 10

Lo mejor

  • Muy cómodos.
  • Sonido 3D, y adaptación a gafas de RV.
  • El ajuste de graves dedicado.

Lo peor

  • La calidad de fabricación es mejorable, aunque no sea mala.