Dentro del sector de los fabricantes de periféricos para jugones, Turtle Beach cuenta con una variada gama de auriculares, categoría en la que se centra aunque también tiene algún otro tipo de periférico como ratones y un reciente micrófono para retransmisiones. Uno de sus últimos auriculares son los Stealth 520, un modelo orientado a usarlos inalámbricamente tanto en PC como en las PlayStation.

Es una actualización de los Stealth 500p, y que también están disponibles con las mismas características para Xbox One como los Stealth 420X, algo más caros que esta versión compatible con PlayStation 3 y 4, aunque ambos lo son con Windows y otros dispositivos con conector de 3.5 mm.

Desempaquetado

Al abrir la caja de los Turtle Beach Stealth 520 se verá una bandeja de plástico con los auriculares en sí sujetos por una tira de tela. Son de tipo inalámbrico, y viene con una llave USB que hace de receptor de la frecuencia de funcionamiento. En la caja se incluyen diversos cables para usarlos con distintos dispositivos, como por ejemplo un cable óptico digital, un cable para conectarlo a equipos con conector de 3.5 mm, y un cable USB tipo A a micro-USB para recargar la batería.

988618 bytes 1032057 bytes 1060540 bytes 1173125 bytes 982243 bytes 1029672 bytes 1362200 bytes 1141046 bytes 935797 bytes

El micrófono que incluye es desmontable, y se conecta mediante un tradicional conector de 3.5 mm. La ventaja de estos es que se trata de un micrófono ajustable, que se puede doblar y mover hasta dejarlo en la posición que le resulte más cómodo al usuario. Los auriculares incluyen sonido 7.1 y DTS envolvente, con controles independientes para audio y micrófono en los propios cascos.

La conexión inalámbrica funciona sobre la banda de los 2.4 GHz, con buen alcance, e incluye una batería de ion de litio recargable. Tiene una respuesta en frecuencia entre los 20 Hz y 20 000 Hz, y los altavoces son de neodiminio con un tamaño de 50 mm. Para utilizarlos de manera inalámbrica con la PlayStation hay que insertar la llave USB en la consola, y conectarle al USB el otro extremo del cable óptico.

Confort y uso

Para valorar este tipo de auriculares tengo que decir de entrada que estoy acostumbrado a los Bose QuietComfort 35. Son unos auriculares que juegan en otra liga, con mejor fabricación y más cómodos tanto de diadema —que incluye un ajuste más ergonómico de tipo resorte— como de las espumas de los auriculares, pero también es cierto que son 379 euros de auriculares en vez de 129 euros como estos Turtle Beach.

En estos rangos de precios se encuentran auriculares como los Stealth 520 construidos en plástico que se podría considerar, sin menospreciarlos, como una calidad de fabricación normal, y no tienen resortes que permitan una apertura y cierre más suave en la cabeza. Estos auriculares, como todos en su gama, son rígidos pero se puede ajustar la longitud de los auriculares, con la ventaja de que los altavoces giran entre -30º y 90º para un mayor ajuste, cerrando en forma de pinza sobre los oídos. En general se pueden ajustar lo suficientemente bien como para que sean cómodos de llevar durante largo tiempo, aunque no son auriculares para largas sesiones de escuchar música.

1298914 bytes 951556 bytes 934247 bytes 920034 bytes 933400 bytes 1257145 bytes 1437848 bytes 936503 bytes

En el caso de los que usamos gafas, no he encontrado ningunos auriculares que tarde o temprano no te hagan daño. Los Stealth 520 no son malos en este sentido porque he podido usarlos para jugar un par de horas seguidos sin que me molestaran. Si los vas vas a usar sin gafas no te van a molestar y son en general bastante cómodos una vez que se ajustan bien a la cabeza.

Los auriculares incluyen un botón específico para silenciar el micrófono, y otro para cambiar entre distintos modos de ecualización predeterminados. Hay para elegir realce de bajos, graves o de voces, y a algunos usuarios podrían evitarles la necesidad de realizar una ecualización más específica para su tipo de música. Al lado se sitúan los controles de volumen del chat de voz y del sonido del juego en una PlayStation 4, aunque en un PC solo funcionará el de chat de voz como si fuera el sonido normal del equipo.

1011311 bytes 1178633 bytes 1147949 bytes 1124152 bytes 1442349 bytes 1305296 bytes

Los auriculares, en combinación con su firmware, incluyen una característica a la que llaman oído sobrehumano, que potencia los ruidos que podrían pasar inadvertidos de los juegos como pasos de enemigos o vehículos en la distancia. Da buenos resultados, y es totalmente transparente para el usuario, aunque hay que activarlo pulsando en el botón central del auricular. También permiten que el portador se escuche a sí mismo para saber si está gritando, y regula el volumen automáticamente del micrófono.

Aunque es compatible con la PlayStation 4, el nuevo modelo PS4 Slim funciona algo distinto por la eliminación de la entrada de óptica digital, lo que fuerza a usar la salida óptica del televisor, o usar solo la entrada USB de la consola. Aunque Turtle Beach está trabajando en un nuevo firmware para mejorar el uso de solo USB, no utilizar la salida óptica hace que no se pueda utilizar el sonido 5.1 o el DTS, y es aconsejable tenerlo en cuenta antes de comprarlos.

Conclusión

Turtle Beach tiene en los Stealth 520 unos estupendos auriculares inalámbricos para los que quieran jugar a la PlayStation 4, y está trabajando para mejorar su uso con los nuevos modelos con televisores sin salida óptica. Tiene una buena cantidad de extras, como los controles de volumen, las ecualizaciones predeterminadas o el micrófono retirable y perfectamente ajustable a cada dueño.

Otro punto a destacar es la calidad del sonido, se escucha perfectamente, con mucha calidad y que no introduce ningún tipo de ruido pese a ser inalámbricos, aunque eso es mucho más común en los dispositivos con Bluetooth debido al tipo de codificación que usan para retransmitir la señal de audio. Como punto gris se sitúa su calidad de fabricación, que si bien es buena, está más bien en lo típico que se puede encontrar en su franja de precios y por debajo de ella, como los Sennheiser PC 320 G4ME, que fueron mis compañeros de batallas durante dos largos años.

En general los Turtle Beach Stealth 520 son unos auriculares que no se van mucho de precio para los que quieran o tengan que jugar con cascos y sin cables con su PlayStation o su PC. Buen sonido y completo en cuanto a caractetísticas.

Puntuación

8.2

sobre 10

Lo mejor

  • Buena calidad de sonido.
  • Las utilidades de mejora del sonido del micrófono.
  • Funcionan muy bien de manera inalámbrica con la PlayStation 4.

Lo peor

  • Pueden apretar un poco a algunos usuarios, hasta que se dan de sí o se termina de encontrar el punto de ajuste.